El consumidor ante las 4R: reducir, reutilizar, reparar y reciclar

31/05/2022
print Compartir:
El Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 12,establecido por Naciones Unidas, pretende cambiar el modelo actual de producción y consumo para conseguir una gestión eficiente de los recursos naturales.
Naturalmente, la mayoría de las empresas en los países adheridos a este Pacto Mundial lleva años integrando criterios de economía circular en sus organizaciones, tanto a nivel externo como interno, para minimizar el impacto de su actividad.
Es la famosa responsabilidad social corporativa o empresarial (RSC, RSE) o la más moderna ESG (medio ambiente, sostenibilidad y gobernanza). Estas medidas de gestión empresarial sostenible ya se han mostrado beneficiosas para todos los implicados,  puesto que se consideran un valor añadido para la cadena de producción y consumo.
Que el compromiso medioambiental de las empresas ha llegado para quedarse, es un hecho. Desde la iniciativa #EActíVate, que aglutinó a más de 5.500 empresas y entidades sociales entre marzo de 2020 a febrero de 2022 para reactivar la economía en los meses más duros de la pandemia, se preguntó: ¿Qué haces tú por el planeta? Y la respuesta demostró que el compromiso empresarial con la sostenibilidad y el medio ambiente es y ha sido una constante.
Las empresas han apostado por el fomento de la economía circular, el uso de nuevas tecnologías para impulsar el reciclaje y las energías limpias. Tanto es así que, según datos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, de los 240 millones de euros previstos para luchar contra el cambio climático entre 2021 y 2030, las empresas destinarán más de 192 millones de euros, el 80% de las inversiones previstas, a enfocar sus acciones en el objetivo de esta lucha. Y cada vez es mayor el número de pymes que apuestan por el reciclaje y la economía circular.
En este contexto, desde la Mesa de Participación de Asociaciones de Consumidores (MPAC) nos preguntamos qué estaban aportando los consumidores a esa cadena y el pasado mes de abril lanzamos una encuesta sobre hábitos de compra y consumo en la gestión de envases. ¿Aplicamos a nuestra rutina diaria el principio de las 4R: Reducir, Reutilizar, Reparar y Reciclar? La respuesta ha sido dispar. Vamos por partes.

Las 4R: Reducir, Reutilizar, Reparar y Reciclar?

Reparar

Bolsas propias, la medida estrella.
Siete de cada diez consumidores llevan sus propias bolsas para realizar la compra, un hábito que se ha ido extendiendo con el paso del tiempo y que ya forma parte habitual de la acción de compra en alimentación.

Reciclar

En la “R” en la que los consumidores están más concienciados es, sin duda, en la de RECICLAR. El 90% de los encuestados afirma separar los envases que utiliza en el lugar que les corresponde y de estos, el 72% los aplasta para reducir el espacio que ocupan en su domicilio.  En cuanto a la “R” de REUTILIZAR, también lo tienen claro.

Reducir

El 56% de los consumidores prefiere comprar productos de mayor tamaño para poder rellenar los envases más pequeños que tiene en casa, por lo que la REDUCCIÓN se está instaurando en los hogares españoles, pero todavía es muy pronto para afirmar si esta práctica se convertirá en algo frecuente.

Reutilizar

Tenemos que hacer una mención especial a la R de REUTILIZAR. Ante la pregunta de si prefieren envases reutilizables, se muestran divididos entre los que buscan un beneficio económico o una mejora del medio ambiente. Igual calado parece haber tenido la compra de productos envasados y a granel.
El 27% que dice adquirirlos envasados, lo hace porque le facilita la compra o porque necesita aumentar la durabilidad del alimento (16%).Y, volviendo a la responsabilidad empresarial, la encuesta desvela que el 48% opina que el sector agroalimentario ha avanzado en materia de sostenibilidad y reciclaje, aunque algo más de un tercio apuesta por seguir exigiendo mejoras en este ámbito.
Desde la Mesa de Participación Asociaciones de Consumidores (MPAC) abogamos por realizar periódicamente este tipo de análisis que nos permite tomar el pulso de una sociedad dinámica y enfocar eficientemente nuestro trabajo divulgativo y formativo. Precisamente, el domingo 5 de junio se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente bajo el lema “Una sola Tierra”, porque este planeta es nuestro único hogar y es responsabilidad de todos proteger y cuidar de sus recursos.
Debemos seguir trabajando en esta dirección para que cada una de nuestras pequeñas acciones cotidianas se enfoque en alcanzar un estilo de vida más sostenible. No lo dudes y súmate al cambio.